Crónica del Retrobarcelona 2017 – día 1:BGW

No Gravatar

Una año más seguimos dentro del RetroBarcelona donde muy amablemente la organización nos invita y podemos montar nuestros cacharros para el disfrute del personal, cada año pensando en qué montar y qué juegos poner para que la gente no pase de largo, y en dónde me gasto unos ahorrillos destinados exclusivamente para el evento, una maldición, vaya.

Es el único día que pude disfrutar del Barcelona Games World fue el jueves, montamos a mediodía y una vez organizado pudimos pasarnos por los stands modernillos, un tremendo dolor de cabeza fruto del montaje y la tensión acumulada no me dejaron disfrutar mucho de todo lo que tenia a mi alcance, y es que un jueves a la hora de comer el BGW está casi al 100% a tu disposición.

Paseamos por la mefistofélica zona de Sony, donde maquillaban como Kratos junto a una barca para echarse una foto, el ya clásico escenario de Sony junto a una cancha de baloncesto promocionando el NBA de turno y demos de “El legado perdido”, la demo del CodeVein al cual echamos unos minutos, pero un gigantesco Tie Fighter (a escala 1:1) nos llamó un poquito la atención, una vez hechas las pertinentes fotos nos unimos a una partida ya empezada a la beta del Battlefront II, en donde 4 chavales cogieron el lado rebelde y estaban dándose un paseillo por el espacio… hasta que llegamos nosotros y cogimos 4 ordenadores Imperiales y los machacamos, la sensación a los mandos de un Tie Fighter fue espectacular.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De ahí saltamos al stand de Bandai-Namco donde nos quedamos enganchados a la beta de Dragon Ball Fighterz y las partidas fueron unas cuantas,como siempre mi técnica es la de aporrear teclas cosa que funciona bastante bien con el paso de los años, hasta que me pillan el truco y soy hombre perdido… a mis espaldas tenia una demo jugable del Ni No Kuni II pero el tenerlo reservado me hizo querer no jugarlo, lo quiero disfrutar a tope y aparté la vista de todo vídeo y toda persona jugándolo.

Nos ofrecieron una partida al Zelda que amablemente rechazamos, y al ser unos cuantos nos picó la curiosidad el stand del Mario Kart 8 así que echamos una carrera. Los dioramas que habían eran espectaculares, así que las fotos iban y venían.

Y poco más, volvimos a nuestro stand, recogimos y nos preparamos para la apertura del RetroBarcelona del día siguiente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario