Crónica de una muerte no anunciada: el cierre de Hardcore-Gamer Bilbao

No Gravatar

No ha llegado al año esta aventura comercial que tanto deseaba que triunfara en Bilbao. Ser coleccionista de videojuegos tiene unos peajes que cobrarse, y encontrar una tienda física que poder “pisar” es poco menos que un oasis en el desierto. Al menos yo, cada vez que viajo a Barcelona o Madrid acabo visitando este tipo de tiendas, por lo que tener una al lado de casa era como un regalo (y mas tratándose de una franquicia de una marca que funciona bien). Reconozco que, a pesar de todo, no iba tanto como me hubiese gustado, pero saber que estaba ahí era una pieza menos a colocar en mi puzzle mental de necesidades. Lamentablemente el proyecto llega a su fin por las razones que todos intuimos: los gastos son mayores a los ingresos (o al menos no hay ganancias suficientes para mantenerlo).

Había estado en la tienda días antes de darse a conocer la noticia, y ver tan poco producto y la ausencia de muchas baldas me hizo sospechar, aunque no tanto como para pensar en el cierre. Obviamente ya se estaba gestando la retirada, de forma ordenada, por lo que los problemas venían de atrás y los dueños han estado esperando hasta el último momento para aguantar y no bajar la persiana. Imagino que tiene que ser duro llegar a este punto, por lo que tampoco he querido indagar en las razones (son mas o menos intuibles).

Todos los que vivimos en este mundillo acostumbramos a escudriñar la web para encontrar el artículo mas barato, pero a la vez, nos encanta revolver por las tiendas en busca del chollo perdido. Situaciones aparentemente antagónicas, que sin embargo pueden convivir en una situación económica “normal”, pero no en una época de crisis y donde el gasto se mira con mas cuidado. Yo mismo he reducido bastante mis gastos en aficiones, y claro, entre todos la mataron y ella sola se murió.

HG Bilbao

El presente es preocupante en cuanto a tiendas frikis en Bilbao. Hace casi 3 años ya barruntaba problemas, y la situación no ha mejorado. Al contrario, sigo con una sensación/realidad de que hay menos tiendas y que no hay espacio para las pequeñas. A los hechos me remito, no hay mas que ver las tiendas que quedan abiertas y estoy seguro que habrá mas de una con problemas para llegar a fin de mes. Se puede competir con internet?

Los chicos de HG dicen en su despedida que esto no es un adios, sino un “hasta luego”. Ojalá. De momento les deseo suerte para el presente y futuro y agradezco que durante un año escaso, Bilbao haya tenido una tienda de retrogaming.