El “quid” de las actualizaciones

No Gravatar

Soy usuario de PC desde que era un crio y usuario de consola desde algo mas mayor. De siempre, la diferencia que ha habido entre los jugadores de PC y consola ha sido la “estabilidad” que proporciona jugar con una plataforma “tal cual”, con un hardware y software que siempre es el mismo y que una vez salía de fábrica, no se tocaba hasta que la consola moría. En cambio, los jugadores de PC siempre hemos estado cambiando el hardware (sobre todo tarjetas gráficas), actualizando drivers, parches de los juegos… y todo para poder disfrutar de un juego con mejor calidad gráfica, rendimiento, mejoras ó simple correción de bugs. Pero gracias a la última generación de consolas, las reglas del juego se han igualado.

La filosofada del día donde comienza? Siempre hay un detonante, un “algo” que hace que estas cosas vengan a mi mente. Pues es muy fácil, estaba yo viendo la tele mientras mi retoño se alimentaba. “Ahora que hay que bañarlo voy a dejar actualizando la PS3, para aprovechar el tiempo muerto”, pensé yo. Y comencé por la PS3; seguí por la 360; luego pasé por la Wii; de ahí a la 3DS y finalmente, ya puestos, la PSP y PSPGo. Las que tengo en casa. Y TODAS, menos la Wii, pedían ser actualizadas!! Pero… porqué? Para qué? La mayoría de estas actualizaciones eran para prevenir pirateos, corrección de bugs, funcionalidades que se han ido añadiendo con el tiempo (o porque no salieron en su día, como el caso de la 3DS, …),… Pues si, cositas interesantes, pero a mi me huele a “trampa”, a que se sacan los productos muy rápidamente y que estos parches lo único que hacen es corregir lo que con tiempo se hubiera hecho bien desde el principio. Por supuesto, no puedes pasar de esas actualizaciones, ya que impedirán que determinados juegos no se ejecuten.

No he investigado cual fue la primera consola que permitía actualizaciones, sea de juegos o de la propia consola, pero ese día hubo un cambio de actitud para las desarrolladoras: ya no tenían que molestarse en hacer los juegos perfectos (o sin fallos), siempre se podía recurrir a corregirlo posteriormente. Ahorremos en las pruebas y podremos sacar los juegos antes, que es lo que da dinerito. Si total, en PC lo llevamos haciendo toda la vida! Alguno se imagina que un juego de Megadrive o SNES se le quedara colgado o no le dejara pasar de pantalla por un bug? Pues eso hoy en día pasa, al punto de que en los requisitos del juego llega a poner como necesario “tener conexión a internet”.  Para jugar yo sólo a un juego que viene completo en caja necesito internet?

Yo lo veo desde el punto de vista de un jugón de PC, donde los parches de los juegos arreglaban bugs, pero también mejoraban el rendimiento y sobre todo, los gráficos. Recuerdo claramente el caso de Unreal, que jugándolos (con el mismo hardware) antes y después de poner el último parche que salió, parecían juegos diferentes. Esto es casi imposible en una consola, donde el hardware no cambia y se supone que las librerías gráficas poco van a mejorar. Y sin embargo, todos los años podemos ver el Fifa o PES de turno con la cantidad de bugs que tienen en su versión sin parchear. Sólo me cabe en la cabeza una actualización para poner al día las plantillas de los equipos.

Pero es la tendencia, el mercado obliga a sacar productos de forma rápida, para que la competencia no pise las ideas. El concepto de “calidad” ha cambiado. Os habéis parado a pensar en la cantidad de cacharros que tenéis en casa y se pueden actualizar? Teléfonos, ordenadores, la televisión, el router que conecta a internet, un disco duro multimedia, el DVD, … todo productos de consumo que se quedan obsoletos al poco de salir al mercado y que realmente no aprovechan al 100% sus posibilidades porque el software que los gestionan no ha sido suficientemente trabajado. Y antes de que lo sea, será sustituido por otro producto con iguales deficiencias, y así en un círculo sin fin.

En esa rueda han entrado los videojuegos y consolas, pero no por afán de mejorar, sino de vender. Da igual el tiempo que lleve un videojuego en desarrollo, en su salida al mercado vendrá con muchos bugs que deberán ser corregidos por los usuarios/testers que han pagado por él. Es por ello que sigo prefiriendo el PC a la consola como plataforma de juegos, porque en PC el mismo juego con bugs será arreglado para tener un mejor aspecto, y en consola simplemente será corregido (y el ejemplo que me viene a la cabeza es Skyrim, cuya mejor versión es la de PC).

Para finalizar, me gustaría tener los resultados de un experimento. Sírvase un juego cualquiera y ejecútese sin parches en una consola con la versión de firmware más vieja que se pueda. Después, el mismo juego se parchea y se vuelve a ejecutar en la misma consola, pero actualizada a último nivel. Que diferencias hay? Sólo correcciones de bugs? No hay mejoras gráficas o de rendimiento? Vale, la experiencia de juego ha mejorado (porque no es la esperada desde el primer momento), pero…no debería haberse optimizado el juego antes de sacarlo al mercado?